Licenciado en Derecho (Argentina)
Licenciado en Derecho (España)
Máster en Propiedad Industrial e Intelectual (España)

Como muchos en BALDER, Jens tiene una procedencia hispano-alemana. Nacido en Erlangen, la ciudad de la central de Siemens, y educado en Buenos Aires, Argentina. Antes de licenciarse en Derecho por la Universidad Católica Argentina de Buenos Aires, comenzó a trabajar en uno de los más renombrados despachos de Propiedad Industrial argentinos, que ofrece a sus clientes servicios de asesoramiento en todo Latinoamérica. Tras adquirir casi cuatro años de experiencia allí, especialmente en Marcas en Latinoamérica, Jens decidió volver a Alemania.

Allí consiguió trabajo como responsable de la Propiedad Industrial de una famosa compañía internacional con sede en Bonn. Allí se ocupó de la cartera de marcas de la compañía, tramitando solicitudes de marca y oposiciones a nivel mundial. Además, Jens implantó una estrategia de protección de marcas para la compañía, destinada a combatir infracciones y piratería. Asimismo, se ocupó de nombres de dominio y asuntos de derechos de autor.

Con la intención de ampliar sus conocimientos, especialmente en el área de patentes, Jens se trasladó a Alicante, España, y obtuvo un posgrado al cursar el Magister Lvcentinvs en Propiedad Industrial e Intelectual. A su vez, se unió a uno de los despachos de Propiedad Industrial más famosos de España, con oficinas en España, Portugal, Méjico y Brasil, donde comenzó a involucrarse en asuntos de patentes y continuó ocupándose de asuntos de marcas en Latinoamérica.

En 2012 Jens se unió a BALDER, convencido de la filosofía del despacho.

Jens ha sido un miembro activo de INTA (International Trademark Association) desde 2008: ha sido moderador en la mesa redonda Trademark Protection Strategies y es miembro en comités de la organización. También es miembro de la Asociación Interamericana de la Propiedad Intelectual ASIPI y sus comités.

En su tiempo libre, a Jens le gusta viajar y jugar al fútbol. Admira los estilos futbolísticos y las culturas argentina y alemana. Cree haber encontrado finalmente el equilibrio perfecto entre las dos culturas en España.

Jens dice:

Haciendo mis primeras prácticas descubrí el Derecho de la Propiedad Industrial. Los derechos de Propiedad Industrial son el activo más importante de cualquier compañía y país. Este hecho nunca me sorprendió, ya que siempre mostré gran admiración por la innovación. En este sentido, me gustaría citar a una de las personas más creativas e innovadoras: Steve Jobs.

Ya en los primeros días en Apple me di cuenta de que cuando creamos Propiedad Industrial, prosperamos. Si la gente copiara o robara nuestro software, iríamos a la quiebra. Si no estuviéramos protegidos, no estaríamos incentivados para hacer nuevos software o productos de diseño. Si la protección que la Propiedad Industrial otorga comienza a desaparecer, las compañías innovadoras desaparecerán o nunca comenzarán su actividad. Pero hay una razón todavía más simple: robar está mal. Hace daño a otra gente. Y hace daño a tu carácter”.