En febrero de 1991 Ana entró a formar parte del departamento de Marcas de uno de los principales despachos de Propiedad Industrial en España, con oficinas en España, Portugal y Latinoamérica. Después de varios años realizando diferentes trabajos en ese despacho, se le ofreció ser la responsable del departamento de renovaciones de signos distintivos en España, labor que desarrolló con la profesionalidad y la dedicación que le caracteriza.

Se unión a BALDER en 2012, donde es la responsable de renovaciones y anualidades tanto del departamento de patentes como del departamento de marcas, así como de otras tareas formales.

En el poco tiempo libre del que dispone, y ya que es madre de una niña y un niño, le gusta estar con su familia y sus amigos, así como leer. Igualmente le gusta asistir a los campeonatos de Gimnasia Trampolín para ver a su hija competir.

Ana dice: “Tal y como dijo Víctor Hugo, ’El futuro tiene muchos nombres, para los débiles es lo inalcanzable, para los temerosos, lo desconocido, para los valientes es la oportunidad’; ahora en BALDER tengo esta oportunidad de aumentar mis conocimientos en otras áreas de la Propiedad Industrial, así como de compartir con mis compañeros la experiencia y el conocimiento que estos años me han aportado.”